Jorge

Nunca pensé que iba a ser víctima de robo de salario y pareciera que fuera una epidemia, gracias a Dios existen instituciones como el Cincinnati Interfaith Workers Center que me ayudaron a recuperar parte de ese dinero robado.

En el caso mío fue con Cablevision, después del Huracán Sandy me fui a trabajar a New York pero no me pagaron lo ofrecido; ni el salario ni el hotel, aproximadamente  fuimos más de 100 técnicos que fuimos afectados. En el caso mío me deben más de $ 2,000 para las otras personas cerca de $ 3,000 multiplicado por 100 fue mucho dinero que nos robaron.